¿Quiénes somos?

EL BASKET ES VIDA nace desde la nerviosa mente de Alberto Béjar y cuenta con la incondicional y alegre compañía y ayuda de Manolo Castro y de Andy Domnariu. Esperamos que en unos meses haya centenares de socios “Basketviders” por toda España.

Alberto Béjar

Todo esto nace de su mente y es que si no crea e inventa cosas su cabeza se aburre. Ha sido futbolista semi profesional, monologuista, bailarín, cantante de Indie y de coro, maestro de Educación Física y no sabemos cuántas cosas más. Ahora es manager de Basket World en Zaragoza, Youtuber e Instagramer de baloncesto de poco éxito, entrevistador, “experto” en zapatillas de Basket y sobre todo un hombre enamorado de su mujer Tamara y de sus mellizos Enma y Lucas. Su jugador preferido es Vince Carter acompañado en el podio de dos mantas como Bob Sura y Jon Leuer y ama el baloncesto por encima de muchas otras cosas. Ha creado EL BASKET ES VIDA, BASKET COBNTRA EL CÁNCER y no sabe dónde está el límite.

Manolo Castro

Un tío genial, divertido y buena persona. Seguro que es al que más conocen de los tres. Todo el mundo conoce a Manolo aunque a él no le gusta ser conocido. Es el rey en la sombra. Es el Morgan Freeman de Cadena Perpetua, el hombre que lo consigue todo. Cualquier cosa o contacto que le pidas a Manolo, él lo soluciona. Poca gente de este mundo puede ayudarte tanto cómo él y es alguien al que siempre es bueno tener a tu lado. Además casi no tiene vida social ni viaja (ironía).

Andy Domnariu

Andy nació en Rumanía pero es más español y más Zaragoza que nadie. Lleva aquí desde pequeñito y por eso es el “RUMAÑO” por antonomasia. ¿Sabéis la frase “de lo bueno que eres, eres tonto?” Andy la inventó. Es una de las mejores personas del mundo. Si necesitas ir un día a Alaska en coche a cargar un sofá… él te ayudará, y por supuesto nunca pedirá nada a cambio. Además le gusta mucho tocar el pito porque es un árbitro genial en Zaragoza. Seguramente si no estuviese todo el día trabajando en Basket World, sería árbitro de primer nivel. Además ama el baloncesto, el segundo rumano más importante de la historia detrás de Muresan. Si necesitas confiar en alguien, ese es Andy.